Skip to main content
Religión

La virgen negra de Regla

La virgen negra de Regla

Por Marina Batista de CubaIntensa

A solo unos minutos por mar de la Habana Vieja se encuentra el municipio de Regla. Uno de los imprescindibles de La Habana, por la importancia de sus actividades económicas y por las tradiciones que alberga.

Luego de una corta travesía en la ya imprescindible Lanchita de Regla, cuyo paradero se encuentra en el también histórico Muelle de Luz de la Habana Vieja, se llega a una ciudad industrial con aires provincianos y que recoge el principal ajetreo del Puerto de La Habana.

Allí se refina petróleo, gas licuado, se produce aluminio, y alberga varios astilleros, por lo que es casi redundante decir que no es el clásico destino turístico cubano, este asentamiento básicamente obrero.

Sin embargo visitantes de todas las regiones del país y de muchas otras latitudes llegan cada año a estos predios, movidos no por sus paisajes paradisíacos o su espléndida arquitectura, porque esto no existe; sino para presenciar, sentir y participar de una de las más fuertes manifestaciones de sincretismo religioso y cultural que subsisten en Cuba, ajena al paso del tiempo.

La Ermita de la Virgen de Regla

La imagen de la santa protectora de la Bahía de La Habana, no es cubana.

Según recoge la historia, la virgen original, en la cual está inspirada la de Cuba, fue mandada a esculpir en el siglo V por San Agustín el Africano, Obispo de Hipona, inspirado por una revelación.

Siguiendo las instrucciones del ángel aparecido, este ordenó tallar la figura de la virgen con el color negro, de acuerdo a la tez de los africanos.  Aunque con el tiempo se ha borrado el nombre que el prelado pusiera a la santa, es muy probable que fuera el mismo que el actual.

Sobrevivió saqueos e invasiones e incluso el cruce del estrecho de Gibraltar en medio de una tormenta. Este fue el primer milagro que se le atribuyó, el principio de una tradición que la convirtió en Patrona de los marineros. Terminó en Chipiona, Cádiz, donde aún se le venera bajo el mismo nombre.

Los primeros pobladores de San Cristóbal de La Habana adoraron durante una década su imagen en un cuadro pintado al óleo, colocado en la primera ermita que se construyó de guano y yaguas, gracias a limosnas de sus devotos.

Tras el paso de un ciclón, en 1696, se levantó un santuario más fuerte y un feligrés donó la imagen que había mandado tallar en España a imagen de la original, de tez negra, con un niño en brazos y toda ataviada de azul, su color representativo.

Este centro de adoración a la virgen se construyó en un lugar desierto de la bahía, a su alrededor, y siempre bajo su protección, se fue levantando un caserío que luego sería villa y se convertiría en el poblado de más de 50 000 habitantes que es hoy.

La ermita, levantada en una colina, es humilde. Sus altares no están, como en otras de algunos países de América Latina donde abundó el oro, revestido del precioso metal. Tampoco la virgen es ostentosa. Apenas se vislumbra su rostro entre la vestimenta azul con encajes blancos. No obstante, es su Santuario Nacional y un lugar donde se le profesa una fe genuina y ancestral.

Y también… Yemayá

El sincretismo religioso que caracterizó el mestizaje entre africanos y españoles hizo que la Virgen de Regla, un santo católico, se convirtiera también en Yemayá, deidad adorada por la religión yoruba profesada por los negros esclavos. Es la dueña del mar, su color es el azul, de un amplio sentido maternal y a la que se le pide por los hijos en infortunio.

Así quedó creada para siempre una comunión entre los fieles que acudían al templo de la virgen a pedirle y adorarla, ya sea por su nombre católico o como deidad del panteón yoruba.

Esta es una de las figuras religiosas más adoradas en Cuba, junto a la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba (Oshún en el panteón yoruba), cuya imagen se venera en el Santuario del Cobre en Santiago de Cuba; y San Lázaro (Babalú-Ayé) venerado en el Santuario de San Lázaro, en el Rincón, un pequeño pueblo al oeste de La Habana.

Regla es uno de los lugares de Cuba donde con más rigor y ortodoxia se practican actualmente los ritos de la religión yoruba. Por ello muchos dentro y fuera de la Isla escogen esta ciudad y sus autoridades religiosas para sus iniciaciones y ceremonias.

Es un lugar ideal para conocer de primera mano sobre las culturas y religiones afrocubanas.

Fiesta de Nuestra Señora de Regla

Esta fiesta patronal se realiza anualmente desde el 8 de septiembre de 1696, cuando se ubicó en el Santuario la imagen actual de la Virgen de Regla. Surgió como un ritual católico, pero el pueblo le incorporó elementos muy personales a partir del siglo XVII.

Ha conservado su autenticidad como fiesta religiosa, circunscrita al templo católico y al espacio público donde tiene lugar la popular y concurrida procesión de la Virgen.

Un día antes, el 7, es el día dedicado a la Virgen de la Caridad, por lo que ambas festividades se unen en este poblado.

La mayoría de los fieles llegan ataviados en los distintos tonos de azul. Algunos se acercan al maleconcito enfrente del santuario y desde la orilla dejan caer ramos de flores blancas. Según la creencia a Yemayá le encantan las rosas blancas.

Visitar Regla, en cualquier época del año es llegar a un lugar donde el tiempo parece pasado por un una mezcla espesa que lo enlentece, como un mundo a parte de la vertiginosa amalgama social que es La Habana.

Para ser solo una comunidad en una península portuaria de la capital cubana, su renombre parecería injustificado. Pero Regla es de los lugares que cuentan, que no se olvidan al enumerar…, tiene espíritu, leyenda, historia, vida propia.

Fuente | CubaIntensa

Enviar un comentario nuevo

  • El Cristo de La Habana, con la ciudad a sus pies

    CubaIntensa | Sus rasgos no responden a la imagen tradicional. Al observar el rostro del Cristo habanero se descubren unos labios de gruesas dimensiones, ojos oblicuos y pómulos sobresalientes, como una especie de oda al mestizaje que corre por las venas de la Isla.

  • Masajes con aromaterapia: nuevo servicio de turismo en perfumería de la Habana Vieja
    Turismo de Salud

    Masaje con los aceites esenciales seleccionados por la especialista según las características de cada cliente. También puede comprar perfumes personalizados, piezas de orfebrería, productos naturales o sachets

  • La peregrinación al milagroso San Lázaro
    Identidad religiosa cubana

    Como cada año, cientos de miles de creyentes cubanos esperan con ansiedad y fervor religioso el 17 de diciembre, Día de San Lázaro. Muchos, tanto en La Habana como en el interior del país, celebrarán la fecha en sus propias casas.