Skip to main content

¿Cómo hacer un molde para hornear capuchinos?

¿Cómo hacer un molde para hornear capuchinos?

La masa de capuchinos no es más que una panetela con muchas yemas, que adquiere su forma característica porque se hornea en cucuruchos de papel insertados en los huecos de un molde que los mantiene sin virarse en el horno hasta que la masa de cocina. Si no tenemos un molde especial, con una caja de cartón grueso -como las que se suelen emplear para dulces en días especiales y a veces para empaquetar calzado- se puede improvisar uno. Es necesario marcar en la tapa de la caja una serie de círculos que estén separados uno de otro por una distancia de unos 5 centímetros. La medida de los círculos se pueden trazar con una moneda de cinco centavos y un lápiz. Luego es necesario abrir los huecos con una cuchilla o tijera.

Cada capuchino requiere un cucurucho de papel cuadrado de unos 10 centímetros de lado. Antes de preparar la masa, prepare la caja y los cucuruchos. Si usted no tiene mucha habilidad y la punta del cucurucho no le queda bien cerrada, dóblela un poco hacia arriba para que no se le salga la masa. Ponga un cucurucho en cada hueco de la caja. Fíjese que esta armazón quepa en el horno sin tropezar con la parrilla superior.

Una caja de cartón grueso se puede emplear más de una vez, pero siempre es necesario poner cucuruchos de papel nuevo. El molde especial para ponerlos es de aluminio, pero con cuidado se puede emplear uno de cartón, como hemos explicado.

Por: Nitza Villapol
Tomado de: Villapol, Nitza. Cocina al minuto. Editorial Orbe, La Habana, 1981. pp. 223-224.

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen